Popular Tags:

De vacaciones

4 septiembre 2009 at 9:57

Joe_Contra_el_volcan

Bueno, bueno, bueno, apenas unas horas y estaré de vacaciones. Vacaciones… que idea tan maravillosa 🙂

Estoy pasando los últimos momentos en el laboratorio sin ganas de hacer nada, posponiendo el trabajo, acompañando a todos a desayunar, dándome paseitos y, de vez en cuando, sólo de vez en cuando, haciendo como que trabajo… pero hoy se me permite, hoy puedo hacer el vago sin temor a represarias o a que me llamen la atención, porque hoy me cojo las vacaciones, y aunque a decir verdad, estoy descansando hoy más de lo que descansaré en los próximos días… es una gozada eso de no hacer nada 🙂 Porque hoy me voy de vacaciones… ah!, que no lo sabes?… me voy de vacaciones 🙂

Me lo merezco, me lo merezco, me lo merezco…

Histeria de masas o razones de peso.

31 agosto 2009 at 13:47

mascarilla

Como algunos sabreis, yo trabajo en un hospital, no en la parte asistencial, pero paso por delante a cada momento, y eso me ha permitido ver el comportamiento que está teniendo la población general con todo el tema de la gripe A, lo cierto que eran algunas de las observaciones que hacían, el grado de desinformación y desconocimiento de la gente y la cantidad de barbaridades que se le pueden llegar a pasar por la imaginación al españolito de a pie, y de “no tan a pie”.

Sí, verdaderamente es cierto que estamos ante una epidemia mundial (creo que la OMS ya la catalogó así hace varias semanas), que en su corta historia ya tiene en su curriculum más muertes de las que nos gustarían; de momento, su índice de mortalidad no es mayor del de la gripe convencional; esto no es que sea un consuelo, ni que debamos despreocuparnos de ella, pero creo que le han dado tanto bombo y hablan tanto del tema, que lo que están consiguiendo es que la gente entre en paranoia. La gripe convencional también mata a la gente, lo que ocurre es que pocas veces se ha escuchado en las noticias de la mañana, tarde y noche.

Preparando las vacaciones III: La ruta.

28 agosto 2009 at 17:09


Ver mapa más grande

Nos ha costado mucho decidirlo, mucho tiempo, esfuerzo y alguna que otra discrepancia, pero finalmente tenemos la ruta y la planificación del tiempo para llevarla a cabo: Correr, correr y correr. Vamos a ir de destino en destino visitando todo lo que haya por medio (que buena planificación verdad, esto es lo que se llama “organización” 🙂 )y dormiremos cada noche en un sitio diferente, en B&B desde luego. Hemos hecho una búsqueda exhaustiva de alojamientos y bueno, no nos hemos quedado con los más lujosos, pero tampoco podemos decir que vayamos a estar en cuchitriles, para nada, bien bonitos que parecen estar.
En Edimburgo: RedCraig
En Aberdeen: Abbotswell
En Inverness: Farr Mains
En Skye: Collie Chaltainn
En Fort William: Este aún tenemos que asegurarlo, pero tampoco pinta mal.
En Stirling: Abbey Craig

En principio no tienen mala pinta tal como digo, pero claro, hasta que no estemos por allí, no podré asegurar nada… pero prometo contarlo 😉

Preparando las vacaciones II.

27 agosto 2009 at 16:40

Pues ya tenemos el destino y el medio de transporte, ahora hay que decidir la ruta que vamos a seguir para que nos cunda el tiempo, y el dinero claro.

Supongo que en todo viaje debe ser lo mismo, o al menos nosotros lo planteamos así siempre que nos vamos “de gira”. En casi todos los lugares que visitis, por no decir en todos, hay mucho que hacer, mucho que visitar, y mucho en lo que invertir tu tiempo, sólo tienes que tener claras tus preferencias y prioridades y organizarte en base a eso.

A mi de Escocia lo primero que me llama la atención es el norte, los castillos y lagos, y aunque sobre el mapa no parece una zona muy extesa, hay tantos sitios que visitar, tantos castillos merecedores de una visita y tantísimos paisajes esperando ser observados que no nos llegaba el tiempo cuando tratabamos de planificar el viaje, sobre todo porque sabíamos que hay mucho que ver, pero no qué ver exactamente, o qué merece más la pena o qué se puede dejar pasar. Ante situaciones como estas lo mejor es acudir a experiencias previas y a recomendaciones de personas que hayan pasado por lo mismo, además de revisar las guias de viajes de la zona a visitar así como las webs de turismo.

Preparando las vacaciones I

26 agosto 2009 at 13:04

Bueno, por fin se acerca septiembre, por fin va llegando la hora de descansar, es decir, de tomarse unas vacaciones.

Al llegar estas fechas Alkar y yo solemos estar buscando como locos ofertas para irnos al caribe… a desconectar, a tumbarnos para que nos lo pongan todo por delante, a comer, a dormir, a beber, a… bueno, ya sabeis… ah caribe, cómo te voy a echar de menos este año. Este año sin embargo, estamos ultimando detalles para irnos a otro destino… a ver si adivinais cuál es…

Escocia copia

Premio para todos!!

Efectivamente, nos vamos a Escocia, estaremos una semanita recorriendo el norte de la isla, que tanto Alkar como yo queríamos visitar (yo en otra época del año, la verdad, porque ahora sólo se me apetece, descanso, tumbona y cocktel, pero bueno).

Up: una película para emocionarte

24 agosto 2009 at 10:49

Up

Ya sé que voy muy tarde, que ya lleva varias semanas en cartelera y que si no todo el mundo, la gran mayoría ya la habrá visto (y si no es así, no sé a qué estais esperando), pero me da igual, esta es una película que debe ser comentada aún por alguien que la vea dentro de 6 meses después de alquilarla en un video-club… si es que alguien hace todavía esas cosas.

En lugar de ir a la feria como todo hijo de vecino malagueño, el fin de semana pasado nos fuimos al cine a ver Up; fuimos a la sesión golfa de unos cines que quedan relativamente cerca de nuestra casa y que están mejor de precio que el resto de cines de la provincia de Málaga. Llegamos a los cines 5 minutos antes de empezar la peli, como viene siendo habitual en nosotros, compramos las entradas sin problemas y entramos en una sala donde sólo había otra pareja más.

Cuidado con lo que te cuentan.

12 agosto 2009 at 12:41

estafa telefónica2

Hace un ratito recibí un mensaje en mi movil informándome de lo afortunada que soy, y yo sin saberlo, porque resulta que he ganado un paquete vacacional gratis sin yo haber participado en ningún tipo de tómbola en la que se regalaran “paquetes vacacionales”… qué suerte tengo, verdad?

El mensaje en cuestión decía: Promo: Msj Certificado. Tiene vd un paquete vacacional pendiente de entrega gratis. Si vd es el titular de la linea (mi número de movil). Envie RECIBIR al 7225

Inmediatamente fuí consciente del truco, por no decir engaño, de la historia y borré el mensaje sin darle más importancia que el asombro por la cara tan dura que tiene según que gente; sin embargo, para ver si se estaban tomando medidas contra sistemas de fraude de este tipo y a cuanta más gente habían llegado con el mismo asunto, he estado mirando en diferentes webs y foros de quejas y denuncias… y cuál ha sido mi asombro al ver que han sido muchas las personas afectadas, y cuando digo afectadas no me refiero a las que le ha llegado el mensaje, sino a las que le han hecho caso.

Ir en bici al trabajo está bien, hasta que te caes

30 junio 2009 at 19:52
Accidente de bicicleta

No lo he comentado por aquí por falta de tiempo. Tras mudarme a la casa, el trabajo me queda a un par de kilómetros, así que para no tener los dos coches gastando, opté por recuperar las buenas costumbres e irme en bicicleta al trabajo. Los del Parque Tecnológico además han tenido el detalle de prepararme hace unos meses un carril bici, casi para mi solito, así que perfecto.

Tardo unos siete minutos en hacer el recorrido, algo menos a la vuelta, que es casi todo cuesta abajo. Pero el martes pasado me la pegué a base de bien, como hacía años que no me la pegaba. Y todo por un bicho y mi torpeza.

Iba por una zona llana del Parque Tecnológico, sin aceras ni arcén, en la que la carretera acaba en una cuneta. Vi un bicho volando hacia mi y de repente noté un gran dolor en el cuello.

1ª Reacción instintiva estúpida: llevarme la mano derecha al cuello.

2ª Reacción instintiva estúpida: frenar con la mano izquierda (rueda delantera)

La consecuencia obvia es que perdí el control de la rueda delantera, se fue para la cuneta, y salí por encima de la bici. Afortunadamente llevaba guantes (se me forman callos con mucha facilidad), así que en las manos no me hice nada. Las peores heridas las tengo en el hombro, tobillo y rodilla, pero también tengo medio brazo hasta la muñeca.

Soy una “rumbera”

16 junio 2009 at 14:40

Hace unos días que queremos publicar este post, pero entre una cosa y otra no estamos pudiendo sacar tiempo para hacerlo y explayarnos todo lo que nos gustaría 🙂 Así que para que no pase más tiempo y deje de ser novedad, ahí va un pequeño vídeo del último geek que nos hemos comprado para la casa.

Get the Flash Player to see this player.

Se trata de un robot-aspiradora, o como a nosotros nos gusta llamarlo “la rumba” (nombre original: roomba). Es un aparatito de unos 35 cm de diámetro y 8 cm de altura, que va barriendo y aspirando la superficie que recorre.

Nuestra “rumba” es el modelo 530 (hay otros superiores, pero la diferencia de precio no nos compensaba las prestaciones extras) que como todas las demás, es completamente automática de modo que cuando la pones a funcionar en una habitación (o habitaciones) barre, aspira, se recarga sóla, se “aparca” sola y recorre toda la superficie de la habitación hasta 3-4 veces para asegurarse de que no se ha dejado nada atrás.

Algunos dicen que es el súmmum de la vagueza… yo creo que es un avance como lo fueron en su día la lavadora o el lavavajillas y que con el tiempo todo el mundo tendrá una… al menos todos a los que se la he enseñado quieren una 🙂

Sobre las prestaciones y capacidades, cuánta basura le cabe, qué margen de partículas es capaz de recoger y esas cosas, no voy a decir nada, porque en realidad, lo importante del cacharrito es que es maravilloso, que me ahorra tiempo, que nos podemos ir a trabajar y el chismito se queda limpiando en casa para que cuando vuelvas no tengas más que tirar la basura… se puede pedir más 🙂

Cuadriculados

10 junio 2009 at 13:06

Hoy en el trabajo hemos estado discutiendo sobre la necesidad de adoptar un sistema de control de pedidos que nos facilite la organización en los temas de administración y facturación… ya lo sé, ¿qué tiene que ver esto con la biología o la investigación que es a lo que se supone que me dedico?, para contestar a esta pregunta sólo decir que si quieres que las cosas se hagan bien, hazlas tú mismo, y más aún si hay dinero de por medio. Pero este no es el tema que me ocupa; depués de organizar todo, etiquetarnos con un código personal y autoconvencernos de la imperiosa necesidad de hacer esto, me he puesto a pensar en como nos vamos viendo obligados, sin darte apenas cuenta ni oponer resistencia, a ser un ser encerrado en un protocolo de actuación que poco a poco va perdiendo toda conciencia de otra forma de comportarse, a ser una persona cuadriculada.

Nadie, o al menos yo no, duda de la necesidad de unas normas o reglas para realizar una serie de procedimientos, de hecho, me considero una persona organizada y estructurada a la hora de hacer cualquier cosa y pienso que aunque inicialmente pueda suponer un esfuerzo mayor, una buena organización y diseño de la tarea en cuestión, puede facilitar mucho la obtención del resultado, el acortamiento del tiempo de ejecución o incluso, te puede ahorrar dinero, cosa que hace tanta falta en estos días. Pero, ¿y si el estar tan metidos en este sistema nos está restando espontaneidad en nuestra vida normal?, ¿es posible que llegue una persona a acostumbrarse tanto a la organización, que sea incapaz de ver o aceptar otras formas de hacer la misma cosa, o de menospreciar otras símplemente porque no son el fruto de un proceso estandarizado? yo creo que sí, porque a ver, cuántas veces nos han dicho que algo está mal hecho (aunque el resultado sea el que tiene que ser, o haga lo que tiene que hacer) sólo porque no lo has obtenido de la manera estandar de hacerlo, y cuántas veces no se lo has dicho tú a otra persona; creo que depende en parte de la persona, pero que al final, todos terminamos siendo unos cuadriculados, que a lo más que llegamos es a “actualizar los protocolo”, pero nada más.

Sin embargo, me niego a aceptar que este mecanicismo llegue a suprimir totalmente nuestras ganas de sorprendernos, nuestras ansias de experiencias nuevas, o nuestros deseos de sentirnos realizados que son en definitiva lo que nos mueve a seguir adelante, y que no se pueden satisfacer de ninguna manera sin espontaneidad, sin arriesgarse o sin tener iniciativa; aunque claro, supongo que como todo, dependerá de la persona.