Decíamos ayer

25 febrero 2016 at 10:57

La primera foto que he encontrado por ahí

Publicar ha pasado por mi cabeza en incontables ocasiones en estos años de caos desde el último artículo. Algunas veces coincidió con falta de tiempo, de motivación, de aburrimiento por la plantilla instalada, e incluso en dos ocasiones por haber perdido el acceso al panel de administración. Muchas veces he terminado acudiendo a Facebook para un artículo que no cabía en Twitter. Maaaaaaal.

Me ha dado el pronto hoy y, en un hueco que no tengo, voy a retomar donde lo dejé sin dar explicaciones, plagiando vilmente a Fray Luis de León (¿no te parece bien?, pues a Unamuno no le dijiste nada).

Bueno, qué más da. Si ya nos conocemos de sobra. Nos casamos, y fue precioso. Sigo trabajando con mis ruidos. Sigo programando. Sigo ligado a WSL, aunque ahora sólo como colaborador por falta de tiempo pero no de ganas. Duncan sigue con nosotros, aunque ahora le saque a pasear más mi suegro que nosotros. No es por falta de cariño ni nada de eso, sino cambio de horarios y responsabilidades. Que sí, que ya conoces a MiniPeque Óliver, aunque quizás no le hayas visto más allá de los mofletes por Instagram o Twitter.

Oh, pues claro que próximos posts van a tratar sobre él y la aventura diaria que nos regala, pero ni mucho menos quiero que El Bidorto se vuelva monotemático. Por eso él tiene sus propias cuentas en redes sociales, no quería aburrir a mis seguidores que no estén interesados en toneladas de fotos de un peque.

Ah, si la imagen de cabecera te extraña no te preocupes. Es literalmente la primera foto que he encontrado por ahí (fuente).

¿Regularidad? La de siempre, que es ninguna. En el fondo este post es sólo para evitar la excusa de “pero si antes de escribir tendría que decir por qué no he escrito nada desde 2010″…