Viaje relámpago

8 febrero 2010 at 13:37

bristol1

Esto de viajar en fin de semana está muy bien, te permite visitar sitios nuevos, o no tan nuevos y, supongo que para algunas personas, descansar y desconectar de la rutina. Pero cuando el viaje incluye un trayecto de ida y vuelta superior a las 3 horas… no llegas a tener la sensación de estar fuera cuando tienes que pensar en volver; aún así, soy partidaria de hacerlos cada vez que se pueda.

Como ya adelanté el viernes pasado, Alkar y yo nos hemos dado un paseo este fin de semana por las tierras inglesas de Bristol y Bath, y digo bien con paseo porque no ha dado para mucho más. Conscientes del tiempo que teníamos, elegimos dedicar el viaje a visitar Bath, sin embargo, por cuestiones de horarios de llegada, trenes y demás, pasamos las noches en Bristol (a 10 minutos en tren) para así tratar de ver algo también allí.


La imagen que abre este post es de uno de los puentes que hay por todo Bristol, ya que está cruzada por multitud de canales artificiales, que se veía desde donde teníamos el hotel.

Nos alojamos en el Premier inn Centre King St, y tengo que decir que como realmente no hemos podido ver casi nada de Bristol, y se pueden encontrar vuelos más que económicos a la ciudad, cuando volvamos nos quedaremos en el mismo hotel otra vez. Está muy bien situado, a medio camino de casi todo, muy cómodo, de ambiente agradable, límpio, muy buena relación calidad precio y con un estupendo buffet de desayuno en el restaurante del hotel, que resultó ser un edificio histórico del siglo 17 que desde siempre se ha usado como pub y que os puedo asegurar que por dentro es tan bonito y bien acondicionado como lo veis en la foto del exterior.

Llandoger Trow Public House

El sábado nos plantamos en Bath con la intención de patearnoslo completito, nada más lejos de lo que podíamos hacer ya que si bien el centro de la ciudad, la zona más turística, esta muy “concentradita”; bath tiene una extensión enorme, con iglesias esparcidas por toda ciudad, jardines con paisajes alucinantes, puentes y riachuelos a las afueras que merecen ser visitados tanto o más que los típicos “lugares de interés turístico”… lástima que para hacerlo haga falta, además de tiempo, un vehículo para poder desplazarte. No obstante, ya sólo con visitar el centro y recorrrer las callecitas que lo componen puedes pasar el día perfectamente y disfrutar de la visita, y para muestra… un botón 🙂

Termas romanas con la abadía de fondo:
300px-Roman_Baths_in_Bath_Spa,_England_-_July_2006

Vista lateral del Pultney Bridge:
3._pulteney_bridge_2c_bath_2

El domingo, ya de vuelta, sólo pudimos pasear y contemplar el camino que nos llevaba a la estación de autobuses donde coger el transporte al aeropuerto.

No desconectamos de la rutina, no nos olvidamos del trabajo, no descansamos… pero ya estamos pensando en repetir experiencia 🙂