Recorte salarial

2 junio 2010 at 15:22

Todo el mundo ha escuchado hablar de los recortes salariales para la mejora de la economía española, de eso estoy segura, pero cuántos saben a quién se aplica.

Parece ser que como los que más gritan, o los que más “poder de convocatoria” tienen son los llamados funcionarios públicos, muchos piensan que les afecta solo a ellos; pues no, resulta que todo aquel cuyo sueldo dependa en alguna medida de los presupuestos del estado, va a sufrir los recortes, aunque sólo sea porque su empresa ha recibido alguna subvención ridícula.

Por si alguien no lo sabe, los investigadores que tienen la suerte de cobrar, y la “más suerte” de estar contratados, son pagados por el estado a través de proyectos, contratos de investigación, subvenciones y otras historias que no me voy a poner a contar ahora; así que todos nosotros también vamos a ver nuestro sueldo reducido.

El día 24 de mayo se publicó en BOE el Real Decreto-Ley 8/2010 que trata de las medidas urgentes en materia de retribuciones en el ámbito del sector público estatal. Según este decreto todos con sueldos dependientes del estado iban a sufir una reducción del mismo equivalente al 5% de su sueldo; todos excepto los funcionarios públicos, para los cuales se aplicaría lo que han denominado un componente de progresividad, según el cual se aplicará un porcentaje de reducción diferente según el tramo salarial al que pertenezcas, recibiendo un recorte casi simbólico los que cobren menos de 19000€ brutos/anuales, y se irá incrementando a medida que aumente este sueldo bruto anual.

Muy bien, la medida me parece justa, si cobramos del estado, y el estado está haciendo recortes que incluyen a todos sus “empleados”, hagámoslos de manera que minimicemos el impacto del recorte en las personas que precisamente son las que más lo están sufriendo por cobrar menos. ¿Cuál es el problema? que esta distribución según tramos salariales no se aplica a los que, no solo no somos funcionarios, con lo cual no podemos decir que tengamos la tranquilidad de tener el trabajo asegurado, sino que además somos los que menos cobramos. A los que somos “Personal Laboral del sector público”, se nos aplica un 5% independientemente de lo que cobremos, así que los que tristemente no seamos ni mileuristas nos van a reducir casi 50 euros mensuales por toda la cara.

Para compensar este despropósito, la Junta de Andalucía acaba de publicar una serie de modificaciones del Real Decreto 8/2010, en BOJA número 105. por las que para la comunidad autonoma andaluza, se incluyen variaciones en algunos de los artículos que comentaba anteriormente, siendo la mayor y principal diferencia la aplicación del componente de progresividad a todas las retribuciones del personal laboral y no sólo al personal del sector público (los funcionarios).

Yo supongo que en todas las comunidades autónomas estarán planteándose medidas como las que ha tomado la andaluza, aunque no lo sé; lo que sí que sé, es que en mi caso concreto, que cobro del Instituto de Salud Carlos III, o no se han enterado de que se están tomando este tipo de reajustes, o símplemente les da igual y han “decidido” aplicarnos a todos el 5% sin pensar que el sueldo base, ni el bruto es el mismo en todos los casos.

Desde aquí, con conocimiento del más bien poco impacto que este artículo pueda tener, me gustaría que, a nivel nacional, se tuviese con todos la misma consideración que se ha tenido con los funcionarios; fíjate bien, no estoy pidiendo que no se hagan los recortes, entiendo que es una medida que se tiene que tomar; pero si se ha pensado que no se puede aplicar la misma reducción a todos los funcionarios, porqué no se ha hecho extensiva al resto de los que iban a sufrir la ley.

Yo no entiendo mucho de legislaciones, decretos y cosas de estas, pero sé reconocer una injusticia incluso cuando tratan de esconderla detrás de jerga político-legal; si tan solo nos tratasen a todos por igual, este tipo de acciones no serían tan polémicas.