Llega el “buen tiempo”

3 mayo 2010 at 13:10

Señoras y señores, ha llegado el calor.

Casi todos los días de la semana pasada y desde luego este último fin de semana hemos podido disfrutar en Málaga de unas temperaturas más propias del més de julio que del mes de mayo que estamos estrenando. Muchos han sido los que se ha vuelto locos con el calorcito y se han plantado en la playa a tomar el sol, jugar en la arena, dar “agradables” paseitos, e incluso, más de uno y más de dos osados, se han pegado su buen baño.

Hoy todos comentan que van a bajar ligeramente las temperaturas, aunque no sé si los que lo dicen lo hacen con conocimiento de causa, o símplemente porque así lo esperan, ya que a su “premonición” acompañan un “es que si no es así, imagína cuando llegue agosto”. Aunque de cualquier manera, hoy mucha gente parece más feliz.

Ya sé que se ha dicho como chopocientas veces que la razón del “buen humor” de la gente del sur de España es debida a su clima; pero creo que hasta ahora nunca me había parado a ver hasta qué punto es evidente el cambio de comportamiento y de ánimos de la gente sólo por el mero hecho de subir el termómetro. En mi trabajo por ejemplo, los lunes son un tanto depresivos, en el sentido de la palabra que todo el mundo entiende, y sin embargo, hoy están todos más animados; la gente hace su trabajo, como todos los días, pero hoy además, gastan bromas, se ríen, comentan y es todo como… más alegre.

Y lo más curioso es que incluso cuando el calor es exagerado, cuando llega un punto en el que hasta te agobia o asfixia, sí, vale, nos quejamos, clamamos al cielo por un poco de aire acondicionado… pero seguimos estando de mejor humor que durante el invierno. Nos encerramos en las casas durante las horas de más calor, pero ansiamos la llegada de la tarde y la noche para salir a dar una vuelta, para quedar con los amigos, para ir de compras o tomar algo… incluso entre semana; y no nos importe tener que madrugar, porque “sarna con gusto no pica”. Entiendo que haya quien nos envidie por poder disfrutarlo.

A mi desde luego, me apetece mucho todo lo que implica este buen tiempo.