Up: una película para emocionarte

24 agosto 2009 at 10:49

Up

Ya sé que voy muy tarde, que ya lleva varias semanas en cartelera y que si no todo el mundo, la gran mayoría ya la habrá visto (y si no es así, no sé a qué estais esperando), pero me da igual, esta es una película que debe ser comentada aún por alguien que la vea dentro de 6 meses después de alquilarla en un video-club… si es que alguien hace todavía esas cosas.

En lugar de ir a la feria como todo hijo de vecino malagueño, el fin de semana pasado nos fuimos al cine a ver Up; fuimos a la sesión golfa de unos cines que quedan relativamente cerca de nuestra casa y que están mejor de precio que el resto de cines de la provincia de Málaga. Llegamos a los cines 5 minutos antes de empezar la peli, como viene siendo habitual en nosotros, compramos las entradas sin problemas y entramos en una sala donde sólo había otra pareja más.


Yo no esperaba gran cosa de la película y de hecho le había comentado a Alkar que posiblemente me quedaría dormida porque estaba muy cansada de todo el día; pero sin embargo, creo que la pelicula no llevaba ni 5 minutos y ya estaba completamente inmersa, emocionada y aguantando, con poco exito, las lagrimas que salían sin pedir ningun tipo de permiso… menos mal que al final no me puse rimel pensé en más de una ocasión durante la peli, eso y: ¿dónde xxx he puesto los “clinex”?. Y creo que no fuí la única que lloré…

El argumento lo debeis conocer todos, aunque por si acaso no os lo voy a desvelar; eso sí, de la historia no puedo más que decir que es preciosa, que es… extremadamente bonita, pero no bonito de “oh, que vestido más bonito”, no, bonito como sensación, como cuando ves por primera vez a tu hijo y dices “Dios mío que bonito es mi hijo”. Se te llena el corazón de sentimientos al ver la película.

No es para nada una película infantil, así que no se le ocurra a nadie llevar a sus niños a verla porque entonces van a ser ellos los que no puedan disfrutar de ella y lo van a lamentar mucho; no es como otras pelis que aunque tienen una cierta orientación al público adulto, también está pensada para que la vean los niños, esta no, no creo que ningún niño salga contento del cine después de ver la película, pero la cara de sus padres será digna de ver sin duda.

Sin entrar en detalles tecnicos, porque yo de eso entiendo poco, la película está muy bien hecha, llena de color y fantasía, para que no se te olvide en ningún momento que estás viendo una película de animación y para que te sientas por un ratito como un niño que se emociona e ilusiona viendo unos dibujitos 🙂 Pero no nos equivoquemos, la película también tiene su moraleja, su parte de crítica a la sociedad, y sus momentos de indignación ante circunstancias de la vida a las que, por precisamente por ser tan cotidianas, no les echamos cuenta; pero te lo muestran de una forma tan maravillosa, que no puedes sentirte mal o bronqueado, sino que, al menos para mi, lo que quieres es cambiar el mundo.