Histeria de masas o razones de peso.

31 agosto 2009 at 13:47

mascarilla

Como algunos sabreis, yo trabajo en un hospital, no en la parte asistencial, pero paso por delante a cada momento, y eso me ha permitido ver el comportamiento que está teniendo la población general con todo el tema de la gripe A, lo cierto que eran algunas de las observaciones que hacían, el grado de desinformación y desconocimiento de la gente y la cantidad de barbaridades que se le pueden llegar a pasar por la imaginación al españolito de a pie, y de “no tan a pie”.

Sí, verdaderamente es cierto que estamos ante una epidemia mundial (creo que la OMS ya la catalogó así hace varias semanas), que en su corta historia ya tiene en su curriculum más muertes de las que nos gustarían; de momento, su índice de mortalidad no es mayor del de la gripe convencional; esto no es que sea un consuelo, ni que debamos despreocuparnos de ella, pero creo que le han dado tanto bombo y hablan tanto del tema, que lo que están consiguiendo es que la gente entre en paranoia. La gripe convencional también mata a la gente, lo que ocurre es que pocas veces se ha escuchado en las noticias de la mañana, tarde y noche.


¿Qué ocurre?, ¿porqué es tan “conflictiva” esta gripe?; resulta que las mayores diferencias de esta gripe, que la hace más “mediatica” que la gripe tradicional son que parece afectar más a la gente joven, que la velocidad y facilidad de propagación son mayores que en el caso de la gripe original, y que la presencia o no de factores previos (como la obesidad, diabetes, problemas cardiorespiratorios, etc) parece aumentar más el riesgo de complicaciones en comparación con la otra. Sin embargo, también es cierto que es una enfermedad que están diagnosticado muy precozmente, que se cura más rápido y que se tratando y controlando del mismo modo que la gripe de toda la vida, es decir, “paracetamol y mucha agua” (te parecerá una barbaridad, pero funciona)

¿Cuál es el problema? Que en cualquier momento el virus puede mutar y eso puede significar un agravamiento de los síntomas, una mayor incidencia en la población e incluso una resistencia al tratamiento, que todo hay que decirlo, ahora el tratamiento es como matar moscas a cañonazos con un cocktail de medicamentos que abarcan mucho pero no son específicos.

Creo que no hay que dejarse llevar por el miedo ni la histeria, también creo que hay que ser precavidos de una manera razonable, que es muy posible que más tarde o más temprano todos terminemos contagiándonos y que aún no ha pasado lo peor, ya que de comportarse como lo hace la gripe tradicional, habrá un brote otoñal que será el más peligroso.

De cualquier modo, para mi lo más importante ahora, y lo que yo aconsejaría es estar informados, conocer cuales son los riesgos reales y actuar en función de ellos, no exponerme innecesariamente a situaciones comprometidas y por supuesto, no exponer a los demás en caso de duda.