Los abogados de Guías Amarillas nos quieren censurar

26 octubre 2008 at 13:24

En 2006 escribí un artículo sobre un tema que me había sucedido con la empresa Guías Amarillas. En el artículo criticaba la política de funcionamiento que esta empresa trató de llevar a cabo con la mía. A mi entender, trataron de convencernos de que teníamos publicado un artículo en esa guía, lo que no era cierto, y pedían que les diéramos el CIF para pasarnos el cobro de la renovación de ese anuncio. Me pareció sospechoso, hice unas búsquedas, y descubrí que no era el primero. Todo lo que encontré está en el artículo.

Con el tiempo, el artículo se ha convertido en un punto de encuentro de gente que estuvo a punto de darles el CIF en una llamada similar, de gente que sí lo dio y no les ha gustado lo que vino después, e incluso de ex-empleados descontentos con la empresa.

El caso es que parece que Guías Amarillas no está contenta con el artículo, y a través de sus abogados y por correo electrónico me han solicitado que borre el artículo y muchos de los comentarios, porque los considera “ilícitos”. También me han solicitado que les envíe nombres e IPs de los comentaristas.

Afortunadamente, tras un par de consultas, David Maeztu se ha ofrecido a echarme una mano, y les ha respondido esta semana. Ha revisado la solicitud y les ha indicado que, primero, a este blog no se le pueden aplicar los artículos que citan en su requerimiento: hacen referencia a la LSSI, pero este no es un blog comercial, por ejemplo. Tampoco podría enviarles las IPs, correos electrónicos y nombres de los comentaristas, porque entonces yo estaría incumpliendo la LOPD, ley de protección de datos… eso sólo puede hacerse si te lo ordena un juez.

David también les ha preguntado cuáles son exactamente los términos que consideran ilícitos, porque si leéis los comentarios de esa entrada, no son nada del otro mundo, y todos parecen provenir de experiencias propias. Como siempre digo, aquí estamos abiertos al diálogo, pero censurar una opinión o el relato de una experiencia, simplemente porque no te gusta, ya es otro tema distinto.

Os mantendremos informados sobre cómo se van desarrollando las cosas. Aprovecho también para darle un saludo a Andy Ramos, que me mandó su visión y recomendaciones, y del que he sacado la plantilla para el nuevo aviso legal del blog.

EDITADO: Ha pasado casi un año de esta historia, y no he vuelto a saber nada del tema. Los razonamientos de David han sido efectivos.