En El País los redactores no tienen por qué saber de lo que hablan

14 marzo 2008 at 16:54

El PaísPensaba que uno de los requisitos para redactar noticias en un periódico serio como El País era necesario conocer algo del tema que se trata, o que al menos si no se sabe, se acude a algún experto o asesor en la materia. Pero el texto de una noticia me ha demostrado que no es así.

Se trata de una información sobre un sitio web que ofrece la posibilidad de dejar comentarios sobre centros escolares. Se trata de Tcuento.com, una web en la que, entre otras cosas, puede darse de alta un centro educativo por nombre y ciudad, y realizar comentarios sobre el mismo, buscar a antiguos compañeros, etc. Al parecer, algunos usuarios han estado abusado del servicio ofrecido por la web, empleándolo para insultar a compañeros de sus centros escolares. Ante la denuncia de varias personas, la Fiscalía de Menores de Valencia está investigando el asunto, por los posibles indicios de delitos de calumnias, injurias y de protección de datos.

Pero lo que me sorprende es la cantidad de perlas que hay en el texto de la noticia, que demuestran el desconocimiento más absoluto que tiene de internet la redactora, Lydia Garrido (las negritas son mías):

Los comentarios humillantes sobre dos menores enviados por compañeros de sus propios centros escolares a una página web de libre acceso

Algo totalmente nuevo y sorprendente: ¡una web a la que se puede acceder libremente!

La fiscal pidió la intervención del grupo de delitos telemáticos de la Guardia Civil hace algunos días para averiguar dónde está alojada la página y localizar las direcciones IP, así como los ordenadores desde los que se hicieron los comentarios. Ambas cuestiones encierran su dificultad.

Por lo visto, ahora resulta que es muy difícil hacer un whois, dar con el hosting de un sitio web, o que un juez requiera al administrador del sitio que proporcione las IPs de los usuarios que hicieron los comentarios.

Dado que la página es un dominio .com, puede estar en cualquier lugar del mundo.

¡¡¡JUAS!!! Que si fuera un .es tendría que estar alojada en España 😆

¿La página es un dominio? WTF?

El hecho de que la página pudiera quedar cerrada hoy mismo no evita que se actúe contra los responsables de los comentarios.

La redactora presupone que ante un indicio de delito por parte de los usuarios del sitio web, debería clausurarse, o censurarse, al completo. Sin juicio previo. Sin requerimiento de un juez. A tomar viento el derecho de libre expresión de los usuarios que han dejado comentarios constructivos y útiles, y el de presunción de inocencia de los administradores de la web.

La fiscalía entiende que debería actuarse penalmente contra quienes han publicado descalificaciones de los menores. La responsabilidad del alojador de la página web es dudosa.

Y tanto que sí, qué culpa tendrá el proveedor de hosting en todo esto…

Aunque, de forma provisional, el ministerio público considera que no es el mismo caso de YouTube.

¡¡JUAS!! ¿Y a qué viene YouTube ahora? Por cierto, no hay referencias que expliquen que es eso del “caso de YouTube”. De cualquier forma, coincido en que una web donde puedes dar de alta un colegio por su ciudad y nombre para tratar de comentar cosas del centro, no se parece en nada a otra destinada a ofrecer vídeos subidos de sus usuarios.

Parece claro que el objetivo de la página, como el de YouTube, no es acoger mensajes ofensivos.

…ni el de Google, ni el de Páginas Amarillas, ni el de…

la Fiscalía de Valencia quiere cerrar la página tcuento.com porque existiría siempre el riesgo de afectar a menores indefensos

¡cerremos blogs, foros y correo electrónico, porque siempre habrá riesgo de afectar a menores indefensos! ¡cerremos el papel, las revistas y la prensa escrita, por el mismo motivo! ¡Y encerremos a todos los menores, porque pueden ofender a otros menores!

La página en cuestión tiene una importante memoria.

¿Tiene lo qué?

Noticia original, de la que tengo una captura por si consiguen aprovechar algo de ella y arreglarla.