El lab

4 marzo 2008 at 13:45

Segundo dia en el lab, y como resulta que entre “entrevista” y “entrevista” a cada uno de los investigadores tengo bastante tiempo muerto que de momento no puedo dedicar a nada “util” para mi tarea aqui, pues he decidido escribir, o mejor dicho describir el sitio.

El hospital es un conjunto de hospitales, y puede ocupar en total una superficie de… no se, soy muy mala para esas cosas, pero es muy grande, a modo ilustrativo dire que entro de lo que es el recinto hospitalario el autobus hace 4 paradas mas la de la puerta principal.

Luego entras en el hospital, y lo primero que te encuentras a mano derecha es una zona de tiendas, pero no una cafeteria y una tienda Galenas como en Malaga, no, me refiero a tiendas de ropa, regalos, un par de cafeterias, un sitio de bocatas y me ha parecido ver incluso unos recreativos.

El laboratorio donde yo estoy esta en la planta cuarta y puedes llegar hasta la puerta sin autorizacion, a partir de ahi, te tienes que mover con una tarjetita que muy amablemente ya me han dado. Luego hay una gran recepcion justo antes de los pasillos. Los pasillos se disponen formando un “circuito cerrado” con salas a un lado y a otro, y al final de ellos encuentras la zona de “despachos”.

Segun me ha parecido ver, los jefes tienen despachos propios, y los que trabajan a “pie de pollata” estan en una zona comun sentados unos junto a otros. Luego hay una sala llena de ordenadores, que es donde estoy yo ahora; aqui tienes MACs y PC ya lo que tu prefieras pero eso si, necesitas una clave de acceso para poder trabajar en ellos (aqui va todo con claves e identificadores), yo aun no tengo clave propia, pero “estan trabajando en ello” y mientras me la presta otra chavalita que hay aqui.

Esto a nivel de planta “baja”, porque si subes las escaleras llegas a las zonas de laboratorio propiamente dicha. Esta muy bien montado, hay mucho espacio para trabajar, muchas mesas y todo organizado por habitaciones, pero organizado de verdad; la verdad es que eso me preocupa un poco porque de donde yo vengo esta todo un poco, como diria yo… mezclado, pero bueno, a todo se acostumbra uno. Tienen un monton de equipos, centrifugas, congeladores, cavinas de flujo laminar, campanas de cultivo, vamos, que esta muy bien montado como he dicho antes.

Luego la gente parece muy inteligente, pero un monton, me cuentan lo que estan haciendo y me quedo alucinada; Alkar dice que yo tengo la costumbre de infravalorarme en comparacion con los demas, pero con esta gente lo menos que puedo haces es infravalorarme.

Ah! se me olvidaba, tienen una sala de almuerzos que ya le gustaria a muchos restaurantes, y la “cocinita” es una cocina completa, con microondas, 2 neveras, congelador, un gran fregadero… una pasada.

Y eso es todo, supongo que en breve vendran a buscarme para el almuerzo, otro momento incomodo de los inicios, que le vamos a hacer; y no tengo nada mas que contar por ahora.