5 cosas que no echare de menos ni aunque me paguen

9 junio 2008 at 16:09

Siguiendo con mi reflexion sobre el tiempo que he pasado en Cambridge, hoy toca el turno de enumerar, nuevamente sin orden de prioridad, 5 cosas que no echare de menos.

1- El tiempo, o sea, el clima. Siempre nublado, cielo gris y la mayoria de los dias con mucho viento. Raro ha sido el dia que ha hecho bueno, pero que ha hecho bueno durante todo el dia, porque no te digo yo, que bastantes dias amanezcan con el sol a plena vista, pero no pasan de las 10-11 de la mañana para que se encapote, total, una depresion constante para los que estamos acostumbrados a la luz y a cambiar la ropa de invierno por la de verano en mayo, y a vestir fresquitos mientras te tomas un helado/granizado sentado en una terracita tomando el fresco… aqui tambien lo puedes hacer, pero yo no me hago responsable ni del resfriado que te vas a pillar, ni de que vengan los del sanatorio mental y te internen.

2- Los tiempos muertos, que han sido muchos y muy largos. He estado la mayor parte del dia, de la mayor parte de los dias sentada delante del ordenador con poco mas que hacer que mirar mi correo. Si bien es cierto que como “cientifica” que soy, podria pasarme horas y horas consultando documentacion y buscando bibliografia, pues no es lo mismo si no tienes un tema concreto sobre el que buscar, o sobre el que quieras informante, o mejor dicho, si no sabes el tema en el que vas a terminar metida pues empiezas mirando un poco de todo, y terminas sin ganas de nada.

3- El no poder expresarme (aunque esto no es exclusivo de Cambridge, supongo que en mayor o menor medida, tambien me pasaria en cualquier otro sitio donde no se hablase español). Yo soy una persona muy expresiva, y no me refiero solamente a que hablo mucho, que tambien, sino que no me suelo guardar ninguna reaccion ante ningun suceso/experimento/comentario… pero aqui, como son todos tan politicamente correctos, pues me miran raro si me emociono y doy muestras de ello por algo. Sin contar con el hecho de que si no se como expresar lo que quiero decir en ingles, pues tampoco tiene mucha gracia hacerlo (porque si no me entienden cuando me cabreo y “me cago en todos los muertos del puto fluorimetro”… pues no te desahogas igual); o cuando trata de hacer una broma, que me tengo que poner a explicarles lo que quiero decir, y claro, pierde toda la gracia.

4- El tener que depender de otras personas para poder hacer algo, ya sea trabajar, que me digan donde puedo encontrar algo, que me expliquen como tengo que hacer algo. Porque vosotros direis, joe, pues con una vez que te digan donde estan las cosas deberia ser mas que suficiente… y teneis razon, pero si las estan cambiando de sitio constantemente, y no se acuerdan de que tu tambien las usas, pues te marean, y mira que a mi no se me caen los anillos por preguntarles a unos y otros donde estan las cosas, pero hay dias que parezco un perrito faldero detras de ellos.

5- No saber de que me estan hablando. No solo no entender lo que me estan diciendo porque empleen un vocabulario en ingles que aun no tengo, sino no saber a que se estan refiriendo, o de que estan hablando porque trabajan en un campo tan diferente al que estoy acostumbrada a trabajar yo, y son tantos y sobre tantas cosas distintas, que no puedo seguirlos a todos, y de hecho, a ninguno 🙂