Semana horribilis

29 noviembre 2007 at 22:53

Esta semana ha sido negra. Empezó a ennegrecerse la pasada, y se terminó de hundir desde este lunes.

A principios de la semana pasada, mi PC empezó a sobrecalentarse y apagarse. Le hice una limpieza al disipador, que coge mucho polvo, pero seguía calentándose el micro, así que lo llevé al servicio técnico. El diagnóstico a simple vista era que la fuente de alimentación estaba fallando, y que para el lunes estaría listo. Presupuesto: ¿20-30€? Vale.

El jueves por la noche aparqué en un carga y descarga por la noche. El viernes no me acordé, me fui a donde suelo aparcarlo y al llegar me dije, anda, si lo aparqué en el carga y descarga… A las 9:10 ya lo había retirado la grua municipal… 60€. El domingo llené el depósito del coche, y me extrañó ver que la previsión era de 580km, cuando lo habitual es que suba de los 650 con el tanque lleno, hum, raro.

Pensaba que estaba siendo una semana pésima. Y me equivoqué.

El lunes por la mañana me puse una cazadora que tengo muy cómoda. Llevo varios años con ella y está casi nueva a pesar del trote que le doy. Pues me quedé con el enganche de la cremallera en la mano. Mierda. Bueno, tiene arreglo.

Llego al coche, y no arranca. El motor de arranque funcionaba, así que de batería bien. Como ya este verano se me había averiado un inyector y el comportamiento fue el mismo, ya tenía otro diagnóstico a simple vista. Presupuesto: sobre los 180€. Como tenía cosas que hacer, volví a casa a por mi bonobús con RFID, y a esperar los 45 minutos mínimos que tarda en pasar el bus que me lleva al trabajo.

Al poco me llama el del servicio técnico, para decir que la fuente de alimentación está bien. Que lo que pasa es que se ha fundido el procesador. Mierda. Eso ya no son 20-30€… “Además, como tu placa no admite Core2Duo, ni memorias DDR2, tendríamos que cambiarte placa-memoria-micro, o buscarte un Pentium IV o un Celeron socket 775… es decir, lo que tenías o uno peor”. Presupuesto final: 85-100€ (cambiando sólo el micro, claro).

Ah, espera, tengo un Pentium IV de desguace en la oficina, de un PC al que se le fue la placa. Lo cojo y, juer, es hasta de la misma velocidad que el mio… pero no es socket 775. Mierda. Afortunadamente mi amigo Eitor me lo puede conseguir por la mitad, más o menos. Bueno, esperaremos al coche…

El martes llevo el coche al taller, por segunda vez en grúa, aunque esta vez paga el seguro. Hoy te lo tenemos listo, me dicen. A última hora llamo al ver que ellos no me llaman. “Tienes un inyector a punto de irse”. ¿Y con un inyector a medio estropear no arranca? “No, es que lo que se te ha ido es la bomba de alta” ¿De alta? “la bomba de alta presión del common rail…” (dilo, que ya lo sé aunque acabo de enterarme de que existe) “…y eso es peor. Bastante peor“. Presupuesto orientativo: 600€. MIERDA.

Bueno, me dicen, “si la reparamos en lugar de poner una nueva, con la mano de obra, te saldría sobre 200-250. Pero tienes que cambiar el inyector también”. Hum… se averió uno en verano… estará en garantía… “sí, pero el que hay que arreglar es otro”. Me lo veía venir. “Ah, hasta mañana no lo tienes”. Presupuesto orientativo final: 380-430€. Y dando gracias. NTJ

Miércoles, mediodía, llamada al taller. Oye, ¿está eso? “Sí, pasa cuando quieras. Por cierto, el inyector que hemos arreglado es el de la otra vez, así que está en garantía”. Hombre, algo que sale bien. ¿En cuánto se queda la cosa? “250-300”. Hum, eso no es lo que me dijiste ayer… “la mano de obra, y eso”. Sí, ya.

Mis padres vienen oportunamente a Málaga, y me aprovecho de mi padre para que me acerque al taller. Vale, ¿cuánto es al final? 385€. Arg. Eso no es lo que hablamos… “La mano de obra, y eso”. Que sí, que ya.

El PC tendrá que esperar aún más de lo previsto. Quiero que esta semana se acabe de una vez. Por favor.