Pésimo sistema de transportes públicos, ¿hay esperanzas?

11 septiembre 2006 at 16:56

La historia comienza en una parada del autobús, para ir desde el extrarradio malagueño al centro, y desde allí al trabajo en otro autobús.

La frecuencia de nuestro coche es de 20 minutos, y teoricamente debe pasar: a y 10, y media y menos 10. Já! sólo a muy primera hora de la mañana se cumple este horario, y esta frecuencia, porque como hay que atravesar Málaga para llegar de una cabecera a otra se come todos los atascos que puede haber a lo largo del día, y por tanto, llegamos tarde al trabajo. Pero además, como se va retrasando la llegada del bus, también se van acumulando los pasajeros de una y otra hora con el resultado final de que se tarda más en cada parada y no se cabe; y no hablo de ir sentados, que eso sólo lo hacen los 28 primeros (por ser el número de asientos disponibles).

Solución que le han dado: habilitar un carril bus. No parece mala idea, pero claro, como todos ya sabemos, los carriles bus no los respeta ni el tato; y para colmo, mientras están con la adecuación de los mismos, están reduciendo el número de carriles en algunos tramos y se forman aún más atascos de los habituales, con lo cual, seguimos llegando tarde al curro.

Para quien no lo sepa, Málaga es una de esas capitales españolas que aún no conoce lo que es el trasbordo para los servicios de transporte público. O sea, que si para llegar a tu destino necesitas tomar más de un autobus, los tienes que pagar todos. Aunque claro, hasta que no se solucione el tema de los retrasos tampoco nos saldría a cuenta lo del trasbordo porque entre coche y coche, te puedes tirar más de media hora esperando, y junto con lo que tarde el trayecto, la hora de trasbordo te la comes en la parada, o metida en un atasco.

Y luego hay gente que está en contra del metro en Málaga, pues hijos mios, a mi que me lo expliquen. Aunque claro, al paso que van, igual puede que mis nietos lo vean terminado y puedan usarlo.

Por lo visto, a nivel europeo se están tomando medidas para solucionar el tema de los atascos y la contaminación en ciudad. Están probando un sistema de coches totalmente automáticos, que no necesitan de conductor siquiera, y que “…aprovecharían las infraestructuras viales ya existentes y aumentarían los servicios de transporte públicos, reduciendo así el tráfico urbano…”. Yo de primeras no me lo he creido mucho, pero parece ser que en los Paises bajos ya lleva tiempo funcionando, e incluso, se van a empezar a probar en diversas ciudades europeas, entre ellas, Castellón.

El principal problema que le veo yo a esto son los recorridos, y por supuesto, el coste que tengan para el usuario; pero en principio, sería alentador pensar, como dicen ellos, “…en disponer de un sistema de transporte con la regularidad de un tranvía y, al mismo tiempo, la adaptabilidad de los autobuses…”