Pagar al trabajo

20 mayo 2004 at 11:15

Esto es increible, yo pensaba que cuando trabajabas, eras tu el que cobrabas un sueldo; pues resulta que no, que tu cobrarás un sueldo, pero luego ese dinero tienes que reembolsarlo en el trabajo, me explico.

Trabajo, por decirlo de alguna manera, en un laboratorio de investigación con varios grupos, lo que hace que hayamos unos 40 en un espacio para 15 “to lo más”, bueno, pues la cuestión es que todos nos conocemos, pero no pasa de ahí, algunos nos llevamos mejor con unos, y otros con otros, lo normal, pero que pasa: que se casa alguien, pues allá que se reunen “el grupo de ceremonias y festejos” y deciden que hay que poner un dinero para hacerle un regalo; ¡¡pero si yo casi ni le conozco!!. Bueno, y claro, no se le va a comprar cualquier cosa, ¡no hombre no!, hay que comprarle el home cinema que se le ha antojado; manda huevos, ¡¡si ni siquiera me ha invitado!! Pues nada, que tienes que apoquinar la pasta porque si no, eres un saborío, rata y antipático. Y así para los 39 que son mayores que yo y están a punto de casarse… me dejo el sueldo en regalos.

Pero ahí no acaba la cosa, porque luego están los cumpleaños, de esto me puedo escapar un poco, pero no sé como me las arreglo que termino pringando en la mayoría; bueno, si sé como me las arreglo… porque me viene otra vez “el grupo de ceremonias y festejos” diciendo: “mira, que es el cumpleaños de la Maripepi, la chiquilla que buena es y es muy simpática; le vamos a comprar un detallito y van a participar todos, tu también… ¿verdad?” y ahora que haces, pues les dices que si, si es un detallito… ¡un traje de pantalón y chaqueta de los del Corte Inglés!. El único consuelo es que cuando llegue el mío también se acuerden.

Y como no, luego están las loterías de navidad y resto del año, las primitivas y los euromillonarios; que claro, nunca toca nada, pero participas porque tienes muy claro que el día en que no lo hagas se van a llevar el bote y tu te quedarás con las patas colgando y soportando las burlas de los cabrones afortunados; y ahí sigues, poniendo una media de 3 euros semanales, que bueno, después de todo, no es tanto y si toca…

En fin, que del sueldo, luego tienes que reinvertir en el trabajo una parte, que después, es la que más echas de menos a final de mes