Popular Tags:

Salirse de la media

29 marzo 2016 at 15:28

Óliver en el Parque del Cine

Si algo he aprendido desde que somos tres es que ser padre es vivir preocupado, por todo. Por lo malo y por lo bueno. En septiembre, Óliver entrará en educación infantil, en el colegio, sin haber cumplido tres años. Cuando nació nos preocupaba que iba a llegar muy pequeño al colegio, con mucha diferencia de edad con su primo, nacido en enero del mismo año.

Pero Óliver aprende rápido. Preocupantemente rápido. Y aunque suene raro, el que Óliver aprenda rápido me tiene intranquilo.

Si sigues las aventuras de MiniPeque Óliver por Twitter o Instagram sabrás que las aficiones de nuestro retoño no son las típicas de un niño que aún no tiene dos años y medio. Hay compis de guarde que apenas sueltan cuatro palabras, y otros que como él hablan como loritos. Lo normal, vamos. Ya han aprendido los colores básicos, en casa y en clase, aunque Óliver sabía antes de entrar alguno más de los habituales, como el beige. Algunos reconocen los números del uno al tres, del uno al cinco, y del uno al diez. Óliver esos los sabía con poco más de un año. Entró en la guarde contando hasta 20. Ahora reconoce y lee números de tres cifras. Le hemos enseñado hasta el cien, y él ha deducido cómo se sigue a partir de ahí. Sabemos que reconoce por encima de 200 por lo menos.

Con las letras pasa igual. Aprendió las vocales casi antes de hablar. Le fuimos dando letras de juguete poco a poco, y a medida que las reconocía le dábamos más. Con año y medio conocía todas las letras, sin ningún orden. A diferencia de números y colores, sólo se las enseñamos en castellano para no liarle. Y estas navidades le pusimos esta canción *:

Decíamos ayer

25 febrero 2016 at 10:57

La primera foto que he encontrado por ahí

Publicar ha pasado por mi cabeza en incontables ocasiones en estos años de caos desde el último artículo. Algunas veces coincidió con falta de tiempo, de motivación, de aburrimiento por la plantilla instalada, e incluso en dos ocasiones por haber perdido el acceso al panel de administración. Muchas veces he terminado acudiendo a Facebook para un artículo que no cabía en Twitter. Maaaaaaal.

Me ha dado el pronto hoy y, en un hueco que no tengo, voy a retomar donde lo dejé sin dar explicaciones, plagiando vilmente a Fray Luis de León (¿no te parece bien?, pues a Unamuno no le dijiste nada).

Bueno, qué más da. Si ya nos conocemos de sobra. Nos casamos, y fue precioso. Sigo trabajando con mis ruidos. Sigo programando. Sigo ligado a WSL, aunque ahora sólo como colaborador por falta de tiempo pero no de ganas. Duncan sigue con nosotros, aunque ahora le saque a pasear más mi suegro que nosotros. No es por falta de cariño ni nada de eso, sino cambio de horarios y responsabilidades. Que sí, que ya conoces a MiniPeque Óliver, aunque quizás no le hayas visto más allá de los mofletes por Instagram o Twitter.

Oh, pues claro que próximos posts van a tratar sobre él y la aventura diaria que nos regala, pero ni mucho menos quiero que El Bidorto se vuelva monotemático. Por eso él tiene sus propias cuentas en redes sociales, no quería aburrir a mis seguidores que no estén interesados en toneladas de fotos de un peque.

Ah, si la imagen de cabecera te extraña no te preocupes. Es literalmente la primera foto que he encontrado por ahí (fuente).

¿Regularidad? La de siempre, que es ninguna. En el fondo este post es sólo para evitar la excusa de “pero si antes de escribir tendría que decir por qué no he escrito nada desde 2010″…

Duncan MacPerro del clan de los MacPerros

25 noviembre 2010 at 9:44

Tal como hace unos días os conté, tenemos un perro; es un perro muy cariñoso que, aunque no siempre nos hace mucho caso, se nota que se alegra de estar con nosotros. Y aunque a mi ya me gustaba antes de lavarlo y pelarlo, tengo que reconocer que ha ganado mucho.

En el post anterior os contaba como fue el proceso de decisión de quedarnos con el perro, pero una vez que lo decidimos, la veterinaria nos informó de que para tenerlo todo en regla debíamos “registrarlo”, y eso hay que hacerlo con el nombre que le fuesemos a poner al perro.

Yo decidí hace mucho tiempo que si alguna vez volvía a tener un perro (de pequeña siempre hemos tenido perro en mi casa), lo llamaría “Goser”, y de apellido sería “el destructor”. Así, mi perro sería “Goser el Goseriano, Goser el destructor”. No me digais que no mola como nombre para un perro 🙂

Nuevo miembro de la familia

15 noviembre 2010 at 15:57

Después de mucho tiempo sin aparecer por aquí, y no siempre por el tema de los “bichos”; he encontrado, y nunca mejor dicho, una muy buena razón para tomarme un tiempo y escribirla.

Resulta que aquí donde me veis, soy una blandengue que me conmuevo y apiado muy rápido de las desgracias ajenas, y cuando son a un animalito pues más.

Hace un par de semanas apareció frente a la puerta de nuestra casa un perrillo abandonado. Hasta aquí no es nada nuevo, pues no era la primera y seguro que ni la última que algún desaprensivo/a deja a un animal en cualquier cuneta con la infame esperanza de no volver a verlo nunca; sin embargo, este tenía algo diferente, lo normal es que pasados unos días el animal se vaya a buscarse la vida en cualquier parte viendose rechazado por todo el vecindario, no obstante este perro no se iba, se quedaba los días en la acera esperando a que alguien viniese a por él.

Poco a poco parecía que el perro se daba cuenta de que nadie iba a ir a buscarlo y se acercaba a las casas de alrededor en busca de algo de comida y cariño; y aunque no todo el mundo lo recibía por igual, sí que habíamos unos cuantos a los que nos dio tanta lástima su situación que no pudimos evitar el darle de comer y alguna que otra caricia.

Borrando bichos

12 noviembre 2010 at 11:23

Fumigando bichos

Ay, qué desastre. Dejé alguna puerta del blog abierta por despiste y se me coló un bicho, un troyano que modificó los archivos de la plantilla y trataba de instalarse en los ordenadores de los que visitaban El Bidorto. Ha costado un poco, pero lo limpié y ahora que he conseguido corregir el último problema que quedaba, puedo volver a publicar.

Por suerte, Google echó un cable. En una de sus visitas habituales detectó la presencia del troyano, y todo el que visitaba alguno de los dominios hospedados en “alkar.info” recibía un aviso alertando del riesgo. El problema es que el aviso aparecía también a los visitantes de los alojados en el Hotel Bidorto, especialmente a los de Pitoche, a pesar de que a ellos no les afectaba el troyano.

Lo mejor es que Google tardó nada y menos en quitar el aviso en cuanto eliminé el troyano. He tardado un poco en dejarlo todo con el aspecto que tenía porque no encontraba la copia de seguridad de la plantilla, y después por un problema chorra en la codificación de caracteres (que yo pensaba que era más grave, y estaba tratando de resolver por el método bruto).

Hale, disculpen las molestias.

Por cierto, aprovecho para comentar que tenemos un nuevo huésped en Hotel Bidorto. Se trata de Gianni, amigo malagueño que se ha ido de postdoc a la bellísima (y nevada) Uppsala, Suecia. Podéis leer sus historias de cómo es vivir en Suecia y lo bien que se investiga allí en Postdoc in Uppsala.

Imagen | Wikimedia Commons

Cosas que hacer en Lisboa, y vivir para contarlo

10 septiembre 2010 at 12:37

Torre de Belém, uno de los muchos sitios donde no pudimos entrar
Creo que tendría unos diez años cuando fui a Lisboa. Cuando surgió la idea jamás nos imaginamos la odisea en la que iba a convertirse aquel viaje. Con el paso del tiempo se ha convertido en una gran historia que contar, pero hubo momentos en los que lo llegamos a pasar mal.

Le pidieron a mi padre que organizara un viaje a Lisboa y alrededores para un grupo de compañeros de trabajo y sus familias. Había buen rollo y la idea de montar un viaje barato sonaba bien. Mi padre lleva dentro un tour operador frustrado y daba coces por salir, así que aceptó y se puso a ello. Sobre el papel todo pintaba estupendamente. Visitaríamos Lisboa, Nazaré, Batalha…

Salimos desde Jerez hacia Lisboa en un autobús contratado. El conductor del autobús tenía una afición curiosa. Cuando iba por una carretera de tres carriles, y por el de enmedio iba un lentorro, se pasaba al carril de la izquierda y le obligaba por las bravas a pasarse al de la derecha. Muy divertido para los pasajeros, sí.

La primera grave nos la dieron antes incluso de pasar la frontera con Portugal. A pesar de haberlo recordado insistentemente mientras se organizaba y cerraba el viaje, una pareja llevaba los DNIs caducados. Y cuando digo caducados, me refiero a que por aquel entonces llevaban más de diez años caducados. Recuerdo haberlos visto mientras se los pasaban a mi padre: eran en blanco y negro, y el plastificado estaba abierto por todas partes. A los aduaneros les resultó tan simpático aquello que no les permitían pasar la frontera con esos documentos. Después de mucho negociar, conseguimos convencer… pero no a los aduaneros, sino a los merluzos de los carnés caducados de que tenían que quedarse allí y volver a Jerez por sus propios medios.

La lección de hoy: cómo hacerse un porrito

8 junio 2010 at 14:45

Sin entrar en polémicas sobre la legalización o no, muchos son los lugares, sobre todo norteamericanos, donde la industria local está sufriendo un considerable giro hacia un “nuevo negocio”: la venta de marihuana medicinal.

La marihuana medicinal es completamente legal y se puede comprar con receta en los centros autorizados. Esto no es nada nuevo, sin embargo, lo que si es más reciente es la creación de instituciones, ya sean colegios universitarios o programas de postgrados tipo masters y demás, orientados a la enseñanza de “cómo cultivar marihuana de calidad”.

¿Estamos cerca de curar el cáncer?

4 junio 2010 at 11:24

Esta semana ha saltado a todos los medios de comunicación los prometedores resultados de un estudio realizado en Cleveland por el grupo de investigación de Vincent Tuohy, sobre la posibilidad de no solo tratar sino incluso prevenir el cáncer de mama.

Los resultados del trabajo, originalmente publicado en la revista Nature Medicine, han sido comentado por multitud de fuentes en mayor o menor medida, y en todos los casos han coincidido en resaltar la importancia del proyecto, lo prometedor del mismo y hablando, en alguna de ellas, de un futuro no lejano en el que el cáncer, y no sólo el de mama, pasaría a ser una enfermedad minoritaria. Sin embargo, para que no se malinterpreten las buenas noticias, para que seamos conscientes de la realidad en la que estamos, a mi me gustaría explicaros desde una perspectiva más científica y no tan sensacionalista el punto en el que realmente esta el tema, las dificultades y elementos condicionantes que tiene el uso y desarrollo de esta vacuna o de cualquier otra encaminada a tratar el cáncer.

Recorte salarial

2 junio 2010 at 15:22

Todo el mundo ha escuchado hablar de los recortes salariales para la mejora de la economía española, de eso estoy segura, pero cuántos saben a quién se aplica.

Parece ser que como los que más gritan, o los que más “poder de convocatoria” tienen son los llamados funcionarios públicos, muchos piensan que les afecta solo a ellos; pues no, resulta que todo aquel cuyo sueldo dependa en alguna medida de los presupuestos del estado, va a sufrir los recortes, aunque sólo sea porque su empresa ha recibido alguna subvención ridícula.

Por si alguien no lo sabe, los investigadores que tienen la suerte de cobrar, y la “más suerte” de estar contratados, son pagados por el estado a través de proyectos, contratos de investigación, subvenciones y otras historias que no me voy a poner a contar ahora; así que todos nosotros también vamos a ver nuestro sueldo reducido.

El día 24 de mayo se publicó en BOE el Real Decreto-Ley 8/2010 que trata de las medidas urgentes en materia de retribuciones en el ámbito del sector público estatal. Según este decreto todos con sueldos dependientes del estado iban a sufir una reducción del mismo equivalente al 5% de su sueldo; todos excepto los funcionarios públicos, para los cuales se aplicaría lo que han denominado un componente de progresividad, según el cual se aplicará un porcentaje de reducción diferente según el tramo salarial al que pertenezcas, recibiendo un recorte casi simbólico los que cobren menos de 19000€ brutos/anuales, y se irá incrementando a medida que aumente este sueldo bruto anual.

Muy bien, la medida me parece justa, si cobramos del estado, y el estado está haciendo recortes que incluyen a todos sus “empleados”, hagámoslos de manera que minimicemos el impacto del recorte en las personas que precisamente son las que más lo están sufriendo por cobrar menos. ¿Cuál es el problema? que esta distribución según tramos salariales no se aplica a los que, no solo no somos funcionarios, con lo cual no podemos decir que tengamos la tranquilidad de tener el trabajo asegurado, sino que además somos los que menos cobramos. A los que somos “Personal Laboral del sector público”, se nos aplica un 5% independientemente de lo que cobremos, así que los que tristemente no seamos ni mileuristas nos van a reducir casi 50 euros mensuales por toda la cara.

Para compensar este despropósito, la Junta de Andalucía acaba de publicar una serie de modificaciones del Real Decreto 8/2010, en BOJA número 105. por las que para la comunidad autonoma andaluza, se incluyen variaciones en algunos de los artículos que comentaba anteriormente, siendo la mayor y principal diferencia la aplicación del componente de progresividad a todas las retribuciones del personal laboral y no sólo al personal del sector público (los funcionarios).

Yo supongo que en todas las comunidades autónomas estarán planteándose medidas como las que ha tomado la andaluza, aunque no lo sé; lo que sí que sé, es que en mi caso concreto, que cobro del Instituto de Salud Carlos III, o no se han enterado de que se están tomando este tipo de reajustes, o símplemente les da igual y han “decidido” aplicarnos a todos el 5% sin pensar que el sueldo base, ni el bruto es el mismo en todos los casos.

Desde aquí, con conocimiento del más bien poco impacto que este artículo pueda tener, me gustaría que, a nivel nacional, se tuviese con todos la misma consideración que se ha tenido con los funcionarios; fíjate bien, no estoy pidiendo que no se hagan los recortes, entiendo que es una medida que se tiene que tomar; pero si se ha pensado que no se puede aplicar la misma reducción a todos los funcionarios, porqué no se ha hecho extensiva al resto de los que iban a sufrir la ley.

Yo no entiendo mucho de legislaciones, decretos y cosas de estas, pero sé reconocer una injusticia incluso cuando tratan de esconderla detrás de jerga político-legal; si tan solo nos tratasen a todos por igual, este tipo de acciones no serían tan polémicas.

Final sin solución

25 mayo 2010 at 19:39

Después de 6 años, ha terminado la magnífica serie “Perdidos”. Me gustaría decir que ha terminado a lo grande, que ha tenido el final que la serie se merecía… la verdad, a mi no me lo ha parecido en absoluto, ha terminado, eso sí, le han dado un final, pero para mi, no le han dado una solución.

Yo he sido seguidora de la serie desde el primer capítulo, por mucho que la maltrataron poniéndola a horarios raros, con parones inexplicables y destrozándola con el doblaje y los subtítulos, la originalidad de la serie, de sus personajes y de las tramas, que conseguían mantenerme en vilo durante las semanas hasta que podía ver el siguiente capítulo es lo que ha hecho que como yo, muchos se hayan declarado fans absolutos de Perdidos.

Pues bien, temporadas mejores, temporadas peores (a destacar esta última), ha sido una serie donde se han planteado una serie de cuestiones, una serie de tramas “misteriosas” que han contribuido al éxito de la serie y como no, a la perduración de la misma; ahora, con este final, me ha quedado claro que todos esos enigmas no han sido más que una estrategia para alargar la serie; está bien, no lo sabía, me esperaba otra cosa, y quizás por eso tengo este regusto agridulce por el capítulo final.

El capítulo final en sí, no me parece que esté mal. Tiene momentos realmente buenos, cuando se van encontrando unos con otros y van recordando, las caras que se les quedan, las caras de los que aún no han recordado… todo eso me gustó mucho; y el final pues bueno, de alguna manera tenía que terminar, es un fin, sosillo para mi gusto, pero es difícil contentar a todos. Y no es que no haya entendido el capítulo, o al menos yo creo haberlo entendido; sé que no ha sido un sueño de nadie, sé que no estaban muertos desde el principio, y desde luego sé que todo fue real, los viajes en el tiempo, el incidente, los osos polares… sin embargo, me he quedado con la sensación de que todo sigue en el aire; ha terminado la serie pero no han resuelto prácticamente ninguna de las incognitas que ellos mismos han planteado durante los 6 años, y bueno, como creo que ya no lo van a hacer y no me apetece quedarme con esta sensación de “medias tintas” dentro voy lanzar el listado de mis cuestiones “existenciales” a las que no he encontrado respuesta después de levantarme a las 6 de la mañana esperando encontrarlas.

De acuerdo, no se trataba de explicarlo absolutamente todo, no se trataba de ir en plan enciclopedia cubriendo cada uno de los puntos, pero que se yo, al menos alguno más de los que contestaron; creo que se limitaron a resolver la última temporada como si no hubiesen habido otras 5 antes con sus propias preguntas.